jueves, 15 de noviembre de 2012

La subversión de la imagen: Man Ray



No se trata de encontrar en el lenguaje visual un equivalente del lenguaje escrito, donde el lenguaje visual sólo sería una mala traducción, sino de hacer la esencia misma del lenguaje. 

A.ARTAUD, introducción al guión de la película  La Coquille et le Clergyman, realizada por Germaine Dulac.

Anatomía, M.RAY, 1929


André Bretron, en el Diccionario abreviado del Surrealismo, dice a propósito de la IMAGEN
La imagen surrealista más fuerte es aquella que presenta el grado de arbitrariedad más elevado, aquella que tardamos más tiempo en traducir en lenguaje práctico, ya sea porque esconde una dosis enorme de contradicción aparente, ya sea porque uno de sus términos esté curiosamente disfrazado, ya sea porque, anunciándose sensacional, parezca liberarse débilmente (porque ella cierra bruscamente el ángulo de su compás), ya sea porque ella comporta una justificación formal vana, ya sea porque pertenece al orden alucinatorio, ya sea porque se presta muy naturalmente a lo abstracto de la máscara de lo concreto, o inversamente, porque implica la negación de alguna propiedad psíquica elemental, ya sea porque provoca la risa.  

Mientras que las vanguardias como el cubismo o el futurismo han revolucionado el tratamiento de la pintura, el surrealismo se pregunta sobre un estatus más general de la imagen. Perturbando el sentido, manteniendo las apariencias, el efecto poético y provocador destila fuerza.
La fotografía, o mejor, la reflexión sobre la imagen, su importancia y su enorme poder de subjetividad, encuentra su sitio en el seno del surrealismo, por su automatismo y su naturaleza descriptiva, hasta la objetividad. 

Solarisation, M.RAY, 1931



Man Ray (1890-1976) ha merecido ser considerado como el creador de la fotografía surrealista. A su llegada a París, la capital es el centro de la cultura, del arte, de la modernidad… y será también el lugar donde el artista desarrollará su arte desconcertante, innovador y original.
El carácter pionero de sus creaciones se revela en el dominio de la experimentación; él expresa y desvela la operación primitiva de la luz en contacto con el cuerpo. Gracias a su relación con los artistas de vanguardia, Man Ray ha abierto la senda para el reconocimiento de la fotografía como género artístico independiente, al mismo tiempo que se ha convertido en el garante de toda una revolución estética.
    
Manos pintadas por Picasso, M.RAY, 1935
La plegaria, M.RAY, 1930
El beso, M.RAY, 1935
     _________________________________________________________


Bibliografía y sitios de interés:
 

 
  
 

 

- La photographie surréaliste, Photo Poche, 2008.
- Man Ray, Autoportrait, Babel, 1998. 
- POIVERT. M., L'image au service de la Révolution: Photographie, Surréalisme, Politique, Paris, Le Point du jour, 2006.


2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias por el interés!! Espero que estéis siguiendo las últimas novedades!!

      Eliminar