miércoles, 21 de noviembre de 2012

Elles



“El cuerpo de una mujer es algo demasiado hermoso
para ser perturbado por actitudes amorosas"
(Toulouse Lautrec)


L'abandon des femmes
    La visita a los burdeles era una constante en la vida de Toulouse Lautrec. Su inagotable deseo de observar a la gente, hacía de ellos lugares ideales de inspiración. Su calidad de cliente habitual le permitía permanecer allí varias semanas para estudiar la vida de las mujeres y reproducirla más tarde en sus obras. De esta manera, el artista llegó a retratar la vida cotidiana de las prostitutas, al tiempo que las dotaba de voz, dignidad y una enorme belleza. 

   La actitud, aparentemente espontánea, de estas mujeres, así como las posturas que adoptan, fuera de toda norma burguesa, debió fascinar a Lautrec, quien mostró un infatigable interés por la figura humana a lo largo de toda su trayectoria artística. 

Poudre de riz
   El gran interés que Toulouse Lautrec demostró por las prostitutas, sus costumbres y sus maneras, desembocó finalmente en la elaboración de la serie de grabados Elles (1896), que reproduce la vida cotidiana de las prostitutas en distintas y hermosas escenas. 
    La colección fue concebida como un verdadero homenaje a la mujer en general y a las prostitutas en particular, auténticas protagonistas de la obra y rechazadas por la sociedad.
     Lautrec describe pues un mundo que se aleja de cualquier sentimentalismo o tabú; se trata, pues, de una obra que entraña una importante crítica social, llena de delicadeza y de comprensión por la realidad social de estas mujeres. 

Elles, 1896
Femme
Femme au corset
Deux femems à demi nues
Femme qui se lave
Femme qui se peigne
Femme couchée
Seule

No hay comentarios:

Publicar un comentario